Saltar al contenido

Cómo hacer screenshots o capturas de pantalla en Windows 10

31 de enero de 2021 4 min de lectura
Capturas de pantalla screenshots en windows 10

Un screenshot o captura de pantalla es una imagen tomada de lo que está actualmente visible en tu pantalla. Hoy te mostraremos cómo hacer una captura de pantalla en Windows 10.

Puedes hacer screenshots en casi cualquier plataforma, y ​​en Windows no es muy diferente. Tienes una opción incorporada que funciona muy bien para tareas básicas, pero muchos programas de terceros ofrecen más facilidad de uso y funciones. En este artículo, te mostraremos tres métodos diferentes de hacer una captura de pantalla en Windows 10.

Método 1: Hacer capturas de pantalla en Windows 10 con la tecla Windows + Impr Pant

Esta es la manera más rápida y eficaz de crear una captura de pantalla en Windows 10. Tan simple como presionar la tecla del teclado con el logo de Windows + Impr Pant a la vez. Justo al presionar esas dos teclas, verás como se oscurece la pantalla por un segundo. Esto significa que la captura se ha hecho correctamente. Para ver las capturas de pantalla generadas con esta combinación de teclas entra en «Este equipo -> Imágenes -> Capturas de pantalla«.

Dos capturas de pantalla en Windows 10 generadas con las teclas Logo Windows + Impr Pant

Método 2: Hacer capturas de pantalla sólo con la tecla «Impr Pant»

Presionar la tecla «Impr Pant» sin presionar a la vez la tecla del logo Windows, hará una captura de pantalla copiándola en el portapapeles de Windows 10 pero sin guardarla en ningún directorio. Al tener la captura de pantalla en el portapapeles de Windows 10, podemos guardarla en un directorio abriéndola préviamente con una aplicación de terceros como puede ser Photoshop o el Paint, incorporado en Windows.

Tan sólo tienes que abrir tu editor de imágenes favorito y Pegar el contenido del portapapeles (la captura de pantalla). Hecho esto podrás guardar la imagen en la ruta que desees con el formato que quieras o te permita el editor y con un nombre personalizado. No es una opción tan rápida como la primera pero te permite editar la imagen antes de guardarla, ya sea para recortarla, añadir una anotación, redimensionarla, etc…

Método 3: Usar la herramienta Recortes de Windows

La herramienta Recortes ha sido parte de Windows durante mucho tiempo. Esta herramienta se incluyó por primera vez en Windows Vista y nunca obtuvo nuevas funciones, aparte de algunas correcciones de errores. La herramienta de Recortes puede tomar capturas de pantalla de una ventana abierta, un área rectangular, un área de forma libre o toda la pantalla. Puedes hacer anotaciones en los recortes con bolígrafos de diferentes colores o un resaltador, guardarlo como una imagen o archivo MHTM, o enviarlo por correo electrónico a un amigo, por ejemplo.

La herramienta Recortes en Windows Vista, 7 y 8 tiene una limitación: no puedes hacer capturas de pantalla que impliquen movimientos del mouse. Para capturar algo que implique el movimiento del mouse, como menús emergentes e información sobre herramientas, deberás usar el método 1 o 2 explicado en este artículo.

En Windows 10, la herramienta tiene una nueva opción de «Aplazar», que te permitirá capturar capturas de pantalla, menús emergentes e información sobre herramientas. Para hacer uso de «Aplazar» abre la aplicación Recortes y haz clic en Retraso. En la lista desplegable, selecciona la cantidad de segundos que te gustaría esperar hasta que se tome la captura de pantalla.

Para hacer una captura de pantalla de manera normal con la herramienta Recortes, tan sólo ábrela haciendo click en el menú inicio y buscando «Recortes», dale a Nuevo y selecciona el área de la pantalla que quieres capturar. Luego puedes guardar el resultado seleccionando «Archivo -> Guardar como…» o bien copiarla desde «Edición -> Copiar» para editarla con otro programa.